En qué no debemos gastar dinero: 4 hechos científicos que lo demuestran

10 Marzo 2021

En Internet hoy en día se puede encontrar una gran cantidad de materiales sobre cómo y en qué gastar el dinero correctamente: con qué fines vale la pena tomar préstamos de dinero, en qué gastar los ahorros, cómo distribuir los ingresos regulares... Sin embargo, una pregunta imprescindible en el ámbito de la educación financiera sería: ¿en qué NO necesitas gastar dinero?

En este artículo, revelamos algunos ejemplos de acuerdo con la ciencia. Analizaremos qué gastos no solo no nos aportan ningún beneficio y placer, sino que también pueden perjudicarnos.

1. Las vacaciones cortas son tan buenas como las más largas

El psicólogo Daniel Kahneman señala que las vacaciones más cortas tienden a ser tan buenas en retrospectiva como las largas. “Cuando te vas de vacaciones por dos semanas en lugar de una, probablemente no estás creando nuevos recuerdos de la experiencia. Al final, todo se fusiona en un recuerdo amorfo. Al final sólo uno o dos momentos quedarán en tu memoria. La experiencia y la memoria de las personas están conectadas por dos fenómenos psicológicos: "experimentarse a sí mismo" (vivir el momento) y "recordarse a sí mismo" (memoria del pasado). Por supuesto, unas vacaciones más largas pueden ser mejores para experimentarte a ti mismo. Pero la mayoría de la gente está diseñada se concentra en la categoría de los recuerdos. En este caso, la duración de las vacaciones no es tan importante.

Cómo esta información nos ayuda a reducir los gastos

Unas vacaciones más largas generalmente significan más gastos en hoteles, transporte, restaurantes y entretenimiento. Muchos incluso piden créditos personales en Mexico para unas largas vacaciones. Considera reducir tus vacaciones largas o dedicar la mitad de tu tiempo a quedarte en tu ciudad y divertirte de otra manera, con actividades menos costosas.

2. Necesitamos menos comida de la que compramos en el supermercado

Tendemos a comprar más comida que necesitamos. Y luego tiramos la comida sobrante o comemos más de lo que nuestro cuerpo requiere, dañando así nuestra salud. La solución correcta sería planear tu dieta. Antes de ir a la tienda, piensa en los platos para la próxima semana y anota los ingredientes exactos que necesitas para prepararlos. Y luego siga estrictamente la lista.

Cómo esta información nos ayuda a reducir los gastos

Cada vez que tiras la comida podrida, tiras tu dinero a la basura. A primera vista parece que se trata de pequeños gastos, pero compramos comida cada semana y, por tanto, empezando a planificar tu menú, puedes ahorrar una cantidad importante.

3. Los alimentos orgánicos no son más nutritivos que el resto de alimentos

El estudio de Stanford revisó 237 artículos científicos que compararon alimentos orgánicos e inorgánicos. Según la Dra. Dena Bravata, investigadora principal, no hay mucha diferencia entre los alimentos orgánicos y otros si eres un adulto y tomas decisiones basadas únicamente en tu salud. No hay evidencia directa de que los alimentos orgánicos sean más nutritivos que las alternativas regulares. Aunque algunos alimentos orgánicos tienen un menor riesgo de exposición a pesticidas.

Cómo esta información nos ayuda a reducir los gastos

Los alimentos orgánicos tienden a ser significativamente más caros. Pero la investigación no ha logrado demostrar que sean opciones más saludables. Ciertas frutas y verduras con altos niveles de residuos de pesticidas deben reemplazarse por orgánicos. En otros casos, no tenemos que gastar dinero extra en productos ecológicos.

4. Los suplementos de vitaminas y minerales suelen ser una pérdida de dinero

En la edición de diciembre de 2013 de “Annals of Internal Medicine”, tres artículos científicos examinaron el papel de los suplementos de vitaminas y minerales en la prevención de la aparición o progresión de enfermedades crónicas. Sus resultados, junto con estudios previos, no indican beneficios significativos para la salud. Estos hallazgos, combinados con consideraciones biológicas, sugieren que cualquier efecto, beneficioso o dañino, es pequeño. Esto es especialmente cierto para tomar multivitamínicos para la prevención de enfermedades.

Cómo esta información nos ayuda a reducir los gastos

Deja de gastar dinero en vitaminas / suplementos y tomarlos por si acaso, sin recomendaciones del médico. La mejor fuente de vitaminas, minerales y nutrientes son los alimentos, no los suplementos. Si tienes deficiencia de un nutriente en particular, consulta con tus médicos sobre si necesitas tomar un suplemento y cómo hacerlo.

Piensa dos veces antes de abrir tu bolsillo para los gastos anteriores. La ciencia dice que no vale la pena gastar dinero en estas cosas.

Me gusta

13

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más