Préstamos a plazos

¿Crees que no vas a poder pagar un préstamo en un solo pago?¿Necesitas un avance del sueldo cada mes? Consulta nuestro ranking de préstamos a plazos y encuentra la mejor solución para ti.
5 offers
 
Ordenar por: 5 offers by:
hasta 30 dias
Plazo devolución
hasta 20.000 $
Importe
8 716.03 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 200.000 $
Importe
12.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 100.000 $
Importe
65.90 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 4 meses
Plazo devolución
hasta 2.000 $
Importe
17.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 10.000 $
Importe
0.00 %
CAT
Comparar
Líder

Préstamos a plazos

Una de las mayores preocupaciones a la hora de pedir un préstamo es no poder devolverlo dentro del plazo pactado.

Es una situación que puede acarrear numerosos inconvenientes para los usuarios, por lo que muchas personas incluso renuncian a ese dinero extra que tanto necesitan.

Por este motivo, los préstamos a plazos son cada vez más demandados en todo el mundo.

Y no es para menos: estos productos de financiamiento te permiten hacer frente a cualquier dificultad económica que encuentres en tu día a día y devolver el dinero de forma más flexible.

Si quieres saber más sobre estos préstamos, en esta página te ofrecemos toda la información que necesitas para contratar el tuyo de inmediato.

¿Qué son los préstamos a plazos?

Los préstamos a plazos son una de las distintas modalidades de financiamiento que existen en el mercado.

Como en cualquier otro préstamo, al contratarlo recibes una cantidad de dinero determinada por parte de una entidad financiera. Posteriormente, cuando venza el plazo establecido, debes devolver ese monto, más los intereses establecidos en el contrato.

Ahora bien: ¿qué diferencia a este tipo de préstamos de otros?

Como su nombre indica, la devolución no se realiza de una sola vez. En lugar de eso, lo pagas a plazos, mediante una serie de cuotas periódicas.

Normalmente, estas cuotas son mensuales.

También hay casos en los que se pagan de forma semanal, quincenal o trimestral, aunque no es lo más común.

De esta forma, en cada cuota devuelves una cantidad fija de pesos, hasta que hayas pagado el préstamo en su totalidad.

Estos préstamos personales a plazos están pensados para las situaciones en las que necesitas una cantidad de dinero más grande, que no puedas devolver en un solo pago.

Con ellos, las entidades financieras buscan facilitar a sus clientes el reembolso del monto prestado.

Son conscientes de que muchas personas solo pueden pagar una pequeña cantidad al mes, lo cual les priva de poder disfrutar de un préstamo a devolver en un solo plazo.

¿Por qué contratar un préstamo online a plazos?

Hay muchos motivos por los que puedes necesitar un crédito de estas características: afrontar un imprevisto, reparar una avería en el auto, hacer un regalo…

¿Pero por qué elegir un préstamo en línea a plazos?

Al fin y al cabo, existen otras alternativas de financiamiento en el mercado, por lo que es posible que te asalten las dudas sobre si esta es la más adecuada para ti.

Estos son algunos de los motivos para contratar un préstamo a plazos:

  • Ofrecen cantidades más elevadas: a diferencia de otras modalidades como los micropréstamos, con los préstamos a plazos puedes conseguir montos más elevados. Esto es muy útil cuando tienes que afrontar un gasto importante o hacer una gran compra para la que no dispones de suficiente liquidez.
  • El plazo de devolución es más amplio: las entidades permiten devolver los pesos en un plazo medio-largo, que puede abarcar desde unos pocos meses hasta varios años. Así puedes pagar el préstamo cómodamente y sin apuros.
  • Son muy flexibles: tú eliges cuántos pesos necesitas y el tiempo en el que los devolverás. Así sabrás cuánto deberás pagar en cada cuota, para que puedas amoldar el préstamo a tus posibilidades económicas.
  • Exigen pocos requisitos: las condiciones para obtener un préstamo de este tipo son muy fáciles de cumplir. Nada que ver con las estrictas exigencias de los créditos bancarios tradicionales, a los que solo una pequeña minoría puede acceder.
  • Su tramitación es rápida y fácil: en cuestión de minutos puedes contratar tu préstamo, ya que toda la operación se realiza en línea. No tienes que acudir a una oficina física ni esperar largas colas. Una vez aprobado, tendrás el dinero en tu cuenta en unas 24-48 horas.

beneficios de los préstamos a plazos

Cómo funcionan los intereses en los préstamos a pagar a plazos

Como ya hemos mencionado, al solicitar uno de estos préstamos en linea es posible elegir el tiempo en el que lo pagaremos.

Puede que pienses que cuanto más largo sea el plazo de devolución, mejor.

Pero en realidad no es así.

Los intereses que tienes que pagar dependen en gran medida de la fecha de vencimiento elegida:

  • Con un plazo de devolución corto: pagarás menos intereses.
  • Con un plazo de devolución largo: pagarás más intereses.

Es decir, si decides devolver el préstamo en un año, la cantidad total a pagar será más elevada que si lo pagas en tres meses, por ejemplo. Y, por tanto, el préstamo te resultará más caro.

Lo más recomendable, para evitar pagar en exceso, es calcular cuánto podrás pagar cada mes. A partir de ahí, elige la fecha de vencimiento más corta posible dentro de tus posibilidades.

Así podrás devolver el crédito sin dificultades a la vez que mantienes los intereses a raya.

También debes tener en cuenta que los intereses no solo dependen del número de cuotas.

Hay otros factores que pueden entrar en juego, como el monto que solicites o la entidad prestamista que elijas, ya que cada una fija sus propios intereses.

Requisitos para obtener un préstamo a plazos en México

Si alguna vez has solicitado un préstamo bancario tradicional, sabrás lo desalentador que resulta tener que cumplir con un sinfín de rigurosos requisitos.

En cambio, los préstamos para pagar a plazos son muy accesibles.

Buena parte de su popularidad se debe a esto, ya que pueden beneficiarse de los mismos personas con circunstancias personales y económicas muy diferentes.

Sin embargo, sí que tienes que cumplir con algunos requisitos mínimos y presentar algunos documentos.

Las condiciones pueden variar de una oferta a otra, pero hay algunas muy frecuentes que están presentes en casi todos los casos.

Son las siguientes:

  • Tener tu domicilio en territorio mexicano.
  • Ser mayor de edad.
  • Disponer de una cuenta a tu nombre en un banco de México.
  • Tener el documento de identidad vigente, con los datos actualizados.
  • Presentar una nómina o justificante de ingresos.
  • Tener una dirección de email y un número de celular.

Como ves, son requisitos al alcance de casi cualquier persona.

¡Seguro que tú también los cumples!

Si es así, puedes solicitar ya tu credito online rápido a plazos y conseguir un dinero extra para destinarlo a lo que te haga falta.

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más