Préstamos personales

Obtén ya tu préstamos personal mexicano perfecto utilizando nuestro listado de prestamistas registrados por la CONSUSEF aquí
9 offers
 
Ordenar por: 9 offers by:
hasta 30 dias
Plazo devolución
hasta 20.000 $
Importe
8 716.03 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 30 dias
Plazo devolución
hasta 10.000 $
Importe
5 045.48 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 30 dias
Plazo devolución
hasta 18.000 $
Importe
3 697.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 30 dias
Plazo devolución
hasta 10.000 $
Importe
593.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 200.000 $
Importe
12.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 4 meses
Plazo devolución
hasta 2.000 $
Importe
17.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 100.000 $
Importe
65.90 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 10.000 $
Importe
0.00 %
CAT
Comparar
Líder
hasta 3 años
Plazo devolución
hasta 300.000 $
Importe
18.56 %
CAT
Comparar
Líder

A menudo te encuentras con un gasto imprevisto que te descuadra el presupuesto mensual de tu hogar.

Y pagarlo puede suponer un verdadero dolor de cabeza.

Especialmente si no dispones de muchos ahorros a los que recurrir.

Ante esa situación, cada vez son más las personas que deciden solicitar un préstamo personal a través de una fintech (una entidad financiera que opera exclusivamente a través de Internet, con las ventajas que ello conlleva).

Estos préstamos son una oportunidad más que interesante para recibir dinero urgente sin tener que cumplir con complicados requisitos ni rellenar interminables formularios.

Tanto es así, que se han convertido en la mejor alternativa a los préstamos bancarios de siempre.

Si estás interesado en conseguir uno para costear tus gastos, en esta página te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellos y cómo elegir el mejor en función de tus necesidades.

Qué son los préstamos personales en México

Antes de ver con detalle las características de este tipo de préstamos, vamos a comenzar por explicar en qué consisten exactamente.

Los préstamos personales son un producto financiero por el cual recibes una cierta cantidad de dinero por parte de un banco o entidad prestamista, que luego debes devolver en un periodo determinado.

Por su propia idiosincrasia, están dirigidos específicamente a usuarios particulares.

Habitualmente se usan para cubrir necesidades concretas que surgen en un momento en el que no cuentas con liquidez.

Como en cualquier otro préstamo, en el contrato se establece una fecha de vencimiento. Esto no es más que la fecha límite que tienes para devolver la cantidad que recibiste.

Además de ese monto inicial, normalmente tienes que pagar unos intereses, que también vienen reflejados en las condiciones pactadas.

Para qué sirven los préstamos de dinero personales

Estos préstamos suelen destinarse a pagar pequeños gastos del hogar, así como a financiar la compra de distintos productos o servicios de uso personal o familiar.

Préstamos personales

Por eso, también se les conoce como préstamos de consumo.

Se suelen usar para:

  • Hacer una reforma en casa.
  • Reparar una avería.
  • Comprar un nuevo electrodoméstico.
  • Reparar el auto.
  • Reservar unas vacaciones.
  • Pagar una multa de tráfico.
  • Financiar los regalos de Navidad u otras ocasiones especiales.
  • Pagar los estudios.
  • Costear un tratamiento médico o estético.

Son solo algunos ejemplos, pero realmente puedes destinarlos a lo que necesites.

De hecho, hay quienes usan los préstamos personales para pagar deudas. Aunque en ese caso debes tener precaución, ya que corres el riesgo de caer en una espiral de deudas que te llevaría a un mayor endeudamiento.

¿En qué se diferencian los préstamos personales de otros préstamos?

En este punto, puede que te estés preguntando cuál es la diferencia entre los préstamos personales y otros tipos de microprestamos que puedes encontrar en el mercado.

Si es así, a continuación te presentamos una serie de características propias que presentan la mayoría de ellos:

  • Las cantidades prestadas son pequeñas: estos préstamos personales urgentes son aptos para esas ocasiones en las que necesitas un monto de dinero reducido. Para inversiones mayores, lo mejor es buscar otras modalidades que te puedan brindar más dinero.
  • Tienen un plazo de devolución corto: a diferencia de otros préstamos urgentes, como los hipotecarios, tienes que devolver el dinero en pocos meses.
  • Su finalidad es libre: puedes usarlos para cualquier fin personal. Las entidades no suelen pedir explicaciones sobre el destino del dinero para conceder sus préstamos personales en línea. En cambio, en un préstamo bancario tradicional sí tienes que detallar este aspecto.
  • La garantía es personal: la entidad toma como garantía tus bienes presentes y futuros, de forma genérica. En cambio, otros préstamos tienen garantía real, lo que significa que se quedan en prenda con algún activo en concreto (como es el caso de los préstamos hipotecarios y las viviendas).

Ventajas de los préstamos personales online

Solicitar un préstamo personal rápido por Internet tiene numerosos beneficios en comparación con otros créditos que puedes obtener en tu banco.

Los más notables son estos:

  • Flexibilidad: puedes elegir el monto del que dispondrás y el plazo de devolución. De esta forma, es posible adaptar el préstamo a tus circunstancias económicas y pedir solo los pesos que de verdad necesitas. Sin pasarte ni quedarte corto.
  • Rapidez: olvídate de esperar semanas antes de saber si te han concedido el préstamo. Tras realizar tu solicitud, recibirás la respuesta en solo unos minutos. Y tendrás el dinero disponible en 24-48 horas, según la rapidez de tu banco en procesar la transferencia.
  • Comodidad: puedes contratar tu préstamo desde cualquier ordenador o dispositivo móvil. Eso significa que no tienes que acudir a tu banco para realizar los trámites, ya que la operación se completa únicamente a través de Internet.
  • Pocos requisitos: el papeleo es mínimo. Solo te pedirán algunos documentos personales y económicos que probablemente tengas a mano. También existen préstamos personales sin aval, algo que en los bancos es muy difícil de encontrar.

En qué debes fijarte para elegir el mejor préstamo personal

¿Ya te has decidido a solicitar tu préstamo personal rápido por Internet?

Entonces, estás a solo un paso de empezar a disfrutar de tu dinero para emplearlo en lo que necesites.

Solo te queda elegir cuál vas a contratar.

No es una elección sencilla, ya que tienes que tener en cuenta muchos aspectos. Pero gracias a nuestro ranking, lo tienes más fácil que nunca para encontrar los mejores prestamos personales.

En él hemos seleccionado las mejores ofertas de Internet, junto con la información más relevante que debes conocer de cada una.

Así, de un solo vistazo, podrás comparar las diferentes opciones que tienes a tu alcance.

Estos son los elementos que debes tener en cuenta:

Características de los préstamos personales

  • Cantidad: también conocido como capital, es el monto mínimo y máximo que puede entregarte la entidad.
  • Plazo de devolución: es el periodo de tiempo máximo que tienes para devolver todo el importe recibido más los intereses. Del plazo que elijas dependerá la cuota que pagarás cada mes.
  • Intereses: es un aspecto fundamental, ya que influye en la cantidad total que tendrás que devolver para liquidar el préstamo. El indicador de tipo de interés más común es el CAT (Costo Anual Total).
  • Comisiones y otros gastos: puede que no solo tengas que abonar intereses. Algunos préstamos también cobran otros conceptos, como comisiones de mantenimiento o gastos de apertura. Asegúrate de leer bien las condiciones para tener claro todo lo que debes pagar.

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más