¿Qué es un comportamiento financiero racional?

06 Octubre 2021

Casi todo el mundo conoce los conceptos básicos de la educación financiera. Sin embargo, pocos aplican el conocimiento a la vida. Las razones para no querer utilizar la teoría en la práctica son diferentes. Puede ser la pereza banal, o la protesta interna de salir de la zona de confort habitual.

Se sabe que para una gestión financiera competente es necesario llevar registros de ingresos y gastos, planificar, hacer ahorros, formando un "airbag". Es importante poder encontrar la información financiera necesaria, realizar inversiones y elegir las instituciones financieras adecuadas con las que planeas cooperar. Es útil conocer tus derechos de consumidor de servicios financieros y poder protegerlos.

Pero conociendo perfectamente la teoría, solo unos pocos la aplican a su vida. Por lo tanto, un comportamiento financiero razonable es, en primer lugar, la aplicación de conocimientos a la situación actual.

Hay varias características principales inherentes al comportamiento financiero racional.

1.Tener un fondo de reserva o trabajo serio para su formación

Uno de los principales signos de un presupuesto familiar bien organizado es la presencia de varios "fondos" separados en forma de cuentas bancarias, que están destinados a diferentes propósitos. El papel más importante se asigna a la llamada "reserva de emergencia". Esta reserva financiera está destinada a ser utilizada en emergencias como enfermedades graves. El dinero de este fondo se puede utilizar para realizar grandes gastos urgentes o para gastos corrientes en caso de pérdida de otras fuentes de ingresos. Después de haber utilizado parte del fondo, debes comenzar a restaurarlo tan pronto como la situación lo permita.

Los expertos no tienen un consenso sobre el tamaño de dicho fondo, sin embargo, la mayoría de las veces dicen que es un valor igual a al menos seis gastos mensuales de la familia. No hay evidencia científicamente sustentada de la exactitud de esta cantidad, por lo tanto, debe tratarse como aproximada. Según su situación financiera, puedes ahorrar más o un poco menos..

Si aún no tienes un fondo de este tipo, comience a ahorrar de inmediato para construirlo. Y recuerda, hasta que haya suficiente dinero en él, no deberías pensar en otras metas financieras.

2.Tener más de una fuente de ingresos

Esta es una situación común para una familia con un esposo y una esposa que trabajan, y posiblemente parientes que reciben una pensión o hijos adultos. La presencia de varias fuentes de ingresos, aunque pequeñas, hace que la situación financiera sea más estable.

Incluso si todo va bien en tu trabajo, explora las posibilidades de organizar una fuente adicional de ingresos. Por ejemplo, puedes usar tu pasatiempo o tus talentos existentes para hacerlo. Intenta no solo encontrar un ingreso alternativo en un año, sino también llevar su participación en el ingreso total al menos al 20%. Es decir, si tu salario en su trabajo principal es de $20,000 al mes, entonces su tarea es encontrar otra fuente de ingresos mensuales por un monto de $4,000. El año que viene, intenta aumentar su participación al 30%, etc.

3.Tomar la decisión de comprar algo basándose en su valor a largo plazo

Hoy en día, los productos caros no siempre son de alta calidad y viceversa. Por ejemplo, los zapatos costosos pueden desmoronarse después de un mes y, a veces, las zapatillas baratas se pueden usar durante varios años.

Por lo tanto, hoy es muy importante buscar información sobre los productos y sus fabricantes, actualizar oportunamente los datos disponibles (los fabricantes tienen la mala costumbre de perder en calidad con el tiempo) y crear una lista de fabricantes y productos con una relación calidad-precio, que le quede bien.

Si no estás ganando millones, entonces es mejor negarse a comprar productos caros, cuyo precio se basa en gran medida en el margen de comercialización o marca.

4.Correlacionar el esfuerzo realizado con el efecto esperado

Los esfuerzos dedicados a ahorrar también requieren costos: tiempo, nervios. No es ningún secreto que a veces los beneficios obtenidos son tan pequeños que no valen la pena. Si gastas entre un 10% y un 15% de tus ingresos en alimentos, ¿vale la pena perder una hora comparando los precios y buscando la carne más barata para ahorrar algunos pesos?

Aunque, utilizando tarjetas de crédito en México con el cashback para ciertas compras, puedes ahorrar bastante y sin mucho esfuerzo.

5.No confiar en ninguna información sobre bienes o servicios sin comprobarla

Con un escepticismo saludable podrás evitar muchas situaciones desagradables. Hay que recordar, que los créditos inmediatos con condiciones sospechosamente ideales, bienes y servicios demasiado baratos, etc., son a menudo trampas para personas crédulos. Por supuesto, a veces esta información puede resultar cierta, por ejemplo, durante las rebajas o promociones, pero es mejor estudiar dichas ofertas con atención. Puede ser útil verificar la reputación del vendedor y familiarizarse con las reseñas de consumidores.

6.Tener un fondo para realizar compras "inútiles"

Casi todos de vez en cuando necesitan realizar acciones irracionales para obtener placer. Por lo tanto, a veces todos necesitamos relajarnos comprando una cosita inútil pero linda, visitando un restaurante caro o hacer un viaje a islas lejanas.

Idealmente, para tales fines, debes tener un fondo especial para gastar dinero en entretenimiento sin remordimientos. Lo principal es no ir más allá del presupuesto del fondo y comprender claramente qué tipo de compras no podrá alterar su equilibrio financiero.

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más