Por qué hay tanta gente con mal historial en el Buró de Crédito

04 Marzo 2020

Tener un mal historial en el Buró de Crédito puede acarrear consecuencias muy negativas. Entre ellas, que te denieguen un préstamo, una tarjeta de crédito o una compra a plazos. Y sin embargo, muchas personas descuidan este aspecto de sus finanzas. Para que no llegues a esa situación, te contamos cuáles son los motivos más frecuentes por los que puedes tener una pobre calificación.

Tener un mal historial en el Buró de Crédito puede acarrear consecuencias muy negativas. Entre ellas, que te denieguen un préstamo, una tarjeta de crédito o una compra a plazos. Y sin embargo, muchas personas descuidan este aspecto de sus finanzas. Para que no llegues a esa situación, te contamos cuáles son los motivos más frecuentes por los que puedes tener una pobre calificación.

Cuando vas a solicitar un préstamo, muchos bancos y entidades financieras consultan tu historial en el Buró de Crédito.

Se trata de un reporte que refleja tus antecedentes de pago y deudas actuales, lo que les hace ver si mereces su confianza para prestarte dinero.

Si cumples con tus compromisos, tendrás una buena puntuación y por lo tanto más posibilidades de obtener un crédito.

Pero si es un factor tan importante, ¿por qué tantos mexicanos acaban con una mala calificación?

Te contamos las principales razones en este artículo.

No pagar

Ya sea por falta de recursos o por una mala planificación, esta es la principal causa.

Si no devuelves un préstamo, inmediatamente afectará a tu calificación en el Buró.

Y lo mismo ocurre si no pagas las cuotas de la tarjeta de crédito o tu plan de celular.

Pero ni siquiera tienes que dejar de pagar por completo: basta con que te retrases en el pago de una mensualidad —aunque luego te pongas al día— para que tu calificación crediticia disminuya.

Solicitar muchos créditos

Cada vez que solicitas un préstamo, el banco revisa tu historial y se genera un registro en tu Buró.

Si una financiera descubre que has realizado muchas peticiones en poco tiempo —incluso aunque no te hayan concedido el dinero—, lo verá como una señal de alarma, ya que podrías caer en el sobreendeudamiento.

Además, en caso de que finalmente te concedan más de un crédito, te resultará más difícil saldar todas las deudas.

Y esto podría llevarte a dejar de pagar.

Para evitarlo, espera unos meses antes de solicitar otro crédito, o busca uno de los muchos préstamos sin Buró que existen en el mercado.

Ser avalista de un moroso

A veces nuestra calificación es baja no por nuestros propios errores, sino por los de otras personas.

Es lo que ocurre cuando te conviertes en avalista de un amigo o familiar y este te deja en mal lugar, ya que no paga sus deudas a tiempo.

Seguro que piensas que eso no te ocurrirá nunca a ti, ya que solo estás dispuesto a avalar a personas de total confianza.

Pero ten en cuenta que cualquier persona puede pasar por una mala racha. Hasta las más cumplidoras.

Irregularidades y errores

Por último, es posible que tu historial muestre información errónea, como préstamos solicitados sin tu consentimiento o cobros indebidos.

En ese caso, lo mejor es reclamar al Buró.

Así podrán corregir los datos incorrectos y volver a otorgarte la puntuación que te corresponde.

La mayoría de las ocasiones esto se debe a una confusión por parte de las entidades financieras o del propio Buró.

Pero otras veces puede ser un indicio de que has sufrido un robo de identidad o alguna otra estafa.

Por eso es importante comprobar de forma periódica tu Buró de Crédito para ver que todo está en orden.

Puedes hacerlo una vez al año de forma gratuita desde su página web.

Consulta aquí los mejores prestamos sin buro de credito y encuentra el mejor financiamiento para tus proyectos personales

Me gusta

60

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más