Guía de 5 pasos para obtener un préstamo educativo en México

24 Febrero 2021

Si tu ansia de conocimiento es mayor al dinero que tienes disponible, puedes usar un préstamo educativo para pagar tus estudios. Para hacerlo de forma correcta, toma en cuenta nuestras recomendaciones.

1. Descubra cuál es el procedimiento para sacar un préstamo

Muy a menudo, los bancos otorgan créditos educativos sólo para la educación superior. Pero algunos de ellos están dispuestos a financiar una segunda educación, cursos de actualización y otros tipos de estudios.

En algunos casos, un préstamo educativo también cubre los gastos adicionales durante el período de estudio. Debes averiguar exactamente qué cubren los préstamos que estás considerando. Consulta sobre el pago de exámenes adicionales, inscripciones y otros gastos.

Según la información recibida, selecciona las organizaciones que sean más adecuadas para ti y estudia la información detallada sobre el procedimiento para obtener un préstamo en sus sitios web o por teléfono; algunos puntos pueden diferir según la organización.

2. Calcula tu presupuesto y averigua exactamente la cantidad que necesitarás

Los bancos en México otorgan préstamos en línea para estudiar tanto por el costo total de la educación como por una parte del costo. Y cuanto más puedas pagar por tu cuenta sin recurrir al préstamo, mejor; después de todo, pagas intereses según el tamaño del préstamo.

Al mismo tiempo, debes ser realista y no pedir menos de lo que necesitas, porque en este caso, al final, no tendrás suficiente dinero para pagar todos los gastos.

3. Elige con cuidado la organización donde vas a pedir el préstamo

Recuerda que las organizaciones que son las más fáciles y rápidas en aprobar préstamos tienden a ofrecer las peores condiciones. Y para conseguir las condiciones más favorables, tendrás que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a la búsqueda. Pero vale la pena.

Según las recomendaciones de los expertos, el pago mensual de tu préstamo no debe superar el 30% de tus ingresos mensuales. De esta manera, siempre podrás pagar a tiempo y el pago no te hará la vida demasiado difícil.

Hay financieras en México que brindan un período de gracia para tu préstamo estudiantil hasta el final de tus estudios. Vale la pena examinar más de cerca esta opción si no tienes ingresos regulares ahora, pero tienes razones para creer que después de la graduación podrás encontrar rápidamente un trabajo en tu área.

En cuanto a los nombres de financieras, según CONDUSEF, los préstamos educativos se solicitan con mayor frecuencia en Estudia Más, Fiderh, Edupass.

4. Evalúa de manera realista tus posibilidades

La regla principal a la hora de obtener un préstamo es que debes estar seguro de que podrás realizar los pagos durante todo el plazo. Por tanto, piénsalo de nuevo, ¿confías en la estabilidad de tus ingresos? Si no es así, es mejor abandonar esta idea.

También es importante explorar alternativas. Si estás planeando obtener una especialidad poco común que se imparte en un pequeño número de instituciones educativas y la educación pagada es su única opción, definitivamente vale la pena solicitar un préstamo. En otras situaciones, puedes considerar opciones de educación que no requieran compromisos financieros importantes.

5. ¡Lee el contrato con atención!

Vuelve a leer los documentos varias veces. Asegúrate de comprender cada palabra, nota y coma del contrato. Si algún punto no te quedó claro, o te pareció que falta algo en el contrato, asegúrate de hacer preguntas. Recuerda que estás asumiendo obligaciones financieras y, por lo tanto, no debes tener dudas.

Me gusta

53

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más