Los gastos más fáciles de evitar en el hogar

15 Octubre 2020

Muchas personas creen que para ahorrar es necesario hacer grandes sacrificios: tener una vivienda más pequeña, seguir usando tu viejo auto aunque se caiga a pedazos, renunciar a las salidas con los amigos… Pero hay otras muchas formas de guardar un poco de dinero cada mes sin tener que hacer nada de eso. Basta con controlar algunos gastos domésticos.

En este artículo te vamos a enseñar cuáles son los gastos más fáciles de evitar en el hogar.

Si sigues estos consejos podrás afrontar gastos imprevistos, invertir para tu retiro y pagar las deudas pendientes por ese préstamo online que solicitaste hace meses.

Toma nota, ¡empezamos!

1. Electricidad

La factura de la electricidad es una de las más altas en todos los hogares.

Pero también es una de las más fáciles de reducir si sabes cómo.

Aquí tienes algunos gastos que puedes evitar:

  • Bombillas antiguas: ¿todavía no te has pasado a la iluminación LED? Las nuevas bombillas gastan hasta un 80% menos que las antiguas, lo que se verá reflejado en tu factura.
  • Electrodomésticos en standby: esa lucecita roja que ves en la televisión aunque esté apagada significa que sigue consumiendo energía. Para evitarlo, es mejor que la desenchufes por completo por las noches o cuando vayas a estar varias horas fuera de casa.
  • Calefacción y aire acondicionado: no abuses de la climatización. En lugar de ello, revisa que todas las puertas y ventanas estén selladas para evitar corrientes y lleva la ropa adecuada para cada época del año.

2. Suscripciones

A todos nos gusta estar suscritos a todos los servicios de televisión posibles: Netflix, HBO, Amazon Prime Video...

Pero ¿realmente los estás aprovechando?

Dedica unos minutos a analizar cuál usas más, y a no ser que haya una serie que quieras ver sí o sí, cancela el resto de suscripciones.

Lo mismo se puede decir de otros servicios mensuales: revistas, música en streaming, videojuegos, gimnasio…

3. Comisiones bancarias

Muchas personas ven las comisiones de su banco como un mal que no pueden evitar.

O directamente ni se paran a pensar en ellas.

Pero lo cierto es que muchos de estos gastos se pueden evitar si comparas bien las condiciones de cada entidad.

Por ejemplo, hay bancos que ofrecen préstamos sin intereses , transferencias gratuitas y otras ventajas que puedes aprovechar.

4. Plan de celular

Está claro que hoy en día no puedes vivir sin un smartphone conectado a Internet. Aunque eso no significa que tengas que pagar una fortuna por tu plan mensual.

Existen muchas compañías de bajo coste que proporcionan un gran servicio por mucho menos que otras empresas más conocidas.

Puede que no ofrezcan tantos extras, pero ¿de verdad necesitas todos esos gigas?

Si solo vas a navegar y a enviar mensajes a tus contactos tendrás suficiente con el plan más económico.

5. Comidas

Las comidas preparadas por ti mismo son mucho más baratas que las que los alimentos precocinados del súper.

Y ya ni hablemos de las comidas en restaurantes.

Así que si el trabajo te obliga a comer fuera, usa un tóper para llevar tu propio menú.

Otra ventaja es que tu dieta será más saludable, por lo que no solo tu bolsillo te lo agradecerá. También tu cuerpo y tu mente.

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más