Cómo conseguir que el home office sea agradable y cómodo

12 Noviembre 2020

La irrupción del teletrabajo ha tomado por sorpresa a muchos empleados, que no tienen claro cómo convertir su hogar en un espacio adecuado para el trabajo. Si es tu caso, atento a estos consejos para hacer un home office más agradable.

Como muchos mexicanos, puede que tú también te hayas visto obligado recientemente a convertir una parte de tu casa en una oficina.

Este cambio, que para muchas personas ha sido bastante difícil, es en realidad un modelo que se acabará por implantar en muchos negocios. El teletrabajo ahorra gastos a la empresa y es más cómodo para los empleados, que no tienen que desplazarse.

Además, muchos emprendedores ya trabajan directamente desde sus casas.

El reto está en seguir siendo productivo y en crear un entorno agradable (y saludable) para el home office.

Estas son algunas claves.

1.Crea un espacio cómodo para trabajar

Lo más difícil de trabajar desde casa es separar tu vida personal y profesional.

Por eso lo primero que deberías hacer es buscar un espacio concreto y convertirlo en tu oficina.

Ese será el lugar que tu mente asociará con el momento de trabajar, lo que te ayudará a mantenerte concentrado. Además, cuando tu familia te vea en ese sitio sabrá que no debe molestarte.

Recuerda que debe ser un lugar que reciba mucha luz natural.

La luz debe venir desde un lateral. Nunca te sientes de frente ni de espaldas a la ventana porque esto te podría dañar los ojos.

Por supuesto es importante que tengas una toma de corriente cerca para enchufar la computadora.

2. Busca el equipamiento adecuado

El mobiliario es muy importante para un buen home office.

Para empezar, tus ojos deberán estar alineados con la parte alta de la pantalla del ordenador, por lo que debes buscar una mesa con la altura suficiente. Esto te evitará problemas cervicales.

Además, debes elegir con mucho cuidado la silla de oficina. Piensa que vas a pasarte muchas horas sentado y eso puede afectar a tu salud, así que es importante que uses una silla ergonómica.

Por otro lado, la computadora que uses también cuenta.

Una computadora lenta hará que baje tu productividad e incluso puede hacer que te estreses.

Esto es lo que lleva a muchos trabajadores y emprendedores mexicanos a solicitar préstamos rápidos cuando empiezan a trabajar desde casa.

3. Cuida tu salud

Una vida sedentaria conlleva diversos problemas de salud, por lo que son habituales entre las personas que pasan muchas horas en la oficina.

Y en casa ocurre lo mismo.

Lo bueno es que al estar teletrabajando tienes más libertad para adaptar tu rutina. Por ejemplo, los especialistas recomiendan levantarse y caminar cada 30 minutos o, como máximo, una vez por cada hora de trabajo.

De esta manera estarás cuidando tu espalda, evitarás problemas de circulación en las piernas y además descansarás los ojos.

Por otro lado, es recomendable que hagas ejercicios y estiramientos de forma habitual. Incluso un poco de ejercicio en casa puede ayudarte a mantener un buen estado físico y a evitar dolencias a largo plazo.

Con todo lo que te hemos explicado ya tienes suficiente para empezar a adaptar tu hogar a la nueva situación del teletrabajo. Pero si acabas de empezar el home office y necesitas invertir en un buen equipamiento y estás escando de fondos, checa esta lista con algunos de los mejores prestamistas de México.

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más