Divorcios, las 3 áreas de finanzas que debemos vigilar

18 Abril 2018

Un divorcio es un proceso que puede ser largo y doloroso. Además, suele ir de la mano de las finanzas personales, ya que las familias suelen compartir cuentas bancarias, ahorros e incluso los préstamos.

¿En qué conceptos financieros nos DEBEMOS fijar llegado el momento del divorcio?

Si nuestra relación ha llegado a su fin, ante todo debemos de dejar todos los temas financieros finiquitados. Uno de los aspectos que debemos vigilar, son las tarjetas de crédito. Si somos titulares de alguna tarjeta de crédito y nuestra expareja tiene otra tarjeta adicional, lo primero que debemos hacer es cerrar el acceso a dicha tarjeta, para después no vernos en el compromiso de tener que pagar deudas ajenas.

Todo hay que decirlo, existen seguros especiales de protección de saldo, que cubren los pagos mínimos de las tarjetas de crédito, en caso de contratiempos puntuales, como la perdida de trabajo, enfermedad o como en este caso el divorcio. Te cubren hasta 6 meses, y pueden ser de gran ayuda mientras estas realizando los trámites de cambio de tarjeta para poder pagar las cuotas mensuales.

Otro de los puntos a tener en cuenta son los seguros. En caso de divorcio, hay que actualizar los datos de los beneficiarios de los seguros de vida, y los seguros médicos. No hace falta desentenderse del todo de los seguros, ya que son importantes en caso de ocurrirnos algún contratiempo. Se pueden contratar seguros básicos, y poner a los hijos de beneficiarios, aunque sean menores de edad. De igual forma, es importante actualizar el testamento y tu Afore, en caso de que estuviera vinculado con tu expareja.

Cuando en medio del divorcio, además existen propiedades con cargas hipotecarias, es mejor siempre contar con un buen asesor financiero y un abogado, por el simple hecho de que si te quieres quedar con la casa o el piso que hayas adquirido en común, tendrás que pagar la parte proporcional que tu pareja de haya dejado y además de todo absorberás la deuda financiera que existe en el inmueble, igual que los gastos de la escritura, el predial y todo el mantenimiento de la vivienda con el 100% de los gastos que se contraigan. Por lo tanto, es muy importante realizar bien los cálculos y saber si nos podemos permitir quedarnos con la vivienda o debemos buscar algún tipo de alternativa.

Si nuestra expareja ha solicitado una financiación o alguno de los préstamos por internet, nosotros no nos hacemos cargo en ningún momento del pago de dicho préstamo. Aunque existe una excepción, en caso de que hayamos firmado como aval de su préstamo, ya sea una financiación por la compra de un coche o alguno de los pequeños créditos en línea, incluso después del divorcio nos haremos cargo de esta financiación en caso de que nuestra expareja no cumpla con sus obligaciones.

Ante todo, y para ahorrarnos malos momentos en el futuro, es mejor llegar a acuerdos firmados con nuestra expareja, sobre la sucesión de derechos, las obligaciones de pagos de los microcréditos y las financiaciones bajo las condiciones que convengan a los dos. De este modo evitaremos alargar más el proceso de divorcio y los posibles malentendidos del futuro.

 

Ahora, no te pierdas nuestro siguiente artículo sobre Cómo ganar dinero siendo madre sin empleo

Me gusta

85

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más