Economía colaborativa: Rentar tu casa

04 Junio 2020

Quizás no te lo hayas planteado nunca, pero tu casa puede ser un valioso recurso para conseguir algo de dinero extra sin necesidad de venderla. Para ello, solo tienes que rentarla a través de las diferentes plataformas que existen en Internet. En este artículo te enseñamos las ventajas y desventajas de este sistema y cómo puedes hacerlo de forma segura.

Vivimos un momento de dificultad económica debido al coronavirus. Muchas personas han perdido su empleo o han visto cómo sus ingresos se han reducido drásticamente.

En estas circunstancias, la renta de viviendas ha aumentado de forma notable en los últimos meses como una forma de financiamiento a corto plazo a tener en cuenta.

Si tú también te estás planteando aprovechar este sistema de economía colaborativa, en este post encontrarás todo lo que necesitas saber antes de lanzarte.

Ventajas y desventajas de rentar tu casa

Entre los beneficios más importantes de poner en renta tu casa, se encuentran estos:

  • Obtener beneficios extra: es una forma de conseguir unos pesos al mes sin tener que realizar una gran inversión.
  • Aprovechar el espacio que no utilices: ¿tienes una habitación libre? ¿Tu casa es demasiado grande para ti solo? Rentar una parte de tu vivienda es una buena manera de sacar rendimiento de esas zonas que de otra forma se quedarían deshabitadas.
  • Compartir las responsabilidades: puedes compartir con tus inquilinos las tareas domésticas y los gastos del hogar, como la luz y la línea de Internet.

En cuanto a las desventajas de este sistema, podemos citar los siguientes:

  • Peligro de desperfectos: siempre que dejas entrar a un desconocido, corres el riesgo de que tu vivienda sufra algún tipo de daño, ya sea de forma deliberada o por accidente.
  • Dificultades de convivencia: vivir con alguien no siempre es sencillo, sobre todo cuando tenéis formas de vida muy diferentes.
  • Pérdida de privacidad: ya no serás el único ocupante de la casa, por lo que no disfrutarás de la libertad que tenías antes para hacer lo que quisieras.

Formas de rentar tu vivienda

Las opciones a la hora de poner en renta tu casa son muy amplias.

Por este motivo, antes de dar el paso tienes que tener claro qué fórmula vas a usar:

  • Rentar la vivienda completa o solo una habitación.
  • Por corta o larga duración.
  • Para locales o turistas.

Dependiendo de estas cuestiones, tendrás que publicar un anuncio en unos portales online u otros.

Por ejemplo, para turistas que solo están de paso, Airbnb es la plataforma más popular. Pero si buscas un alquiler por un tiempo más prolongado, lo más indicado es recurrir a una página de anuncios inmobiliarios.

Consejos para alquilar tu casa con todas las garantías

Para ahorrarte disgustos, hay una serie de consejos que deberías seguir si no quieres que rentar tu casa acabe siendo una pesadilla:

  • Elige bien a tu inquilino: no metas en tu casa al primer interesado. Preocúpate por charlar con él unos minutos para conocerlo mejor y saber cuáles son sus hábitos diarios.
  • Cobra un depósito por posibles desperfectos: al igual que en un alquiler tradicional, este monto te servirá como garantía en caso de que se produzcan daños. De lo contrario, es probable que tengas que recurrir a un préstamo por Internet para pagar los deterioros.
  • Elabora un contrato: en él debes establecer las condiciones de la renta, el estado de la vivienda y el mobiliario que existe en ella.
Me gusta

23

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más