Reparadoras de crédito ¿Que son y cómo nos pueden ayudar?

24 Enero 2018

Los créditos rápidos o los préstamos personales en línea, ya forman parte de nuestro día a día. Ya sea por darse un capricho o por hacer frente a una emergencia, son productos financieros que ofrecen muchas facilidades y ventajas para acceder a financiaciones esporádicas. Pero en ocasiones ocurren situaciones, que no podemos hacer frente a las deudas que tenemos con los prestamistas. Cuando ocurren dichas situaciones, lo más importante es mantener la calma y poner mucha voluntad en intentar regularizar la situación, ya que las consecuencias pueden llegar a ser muy negativas.

El cumplimiento con nuestras obligaciones es una parte esencial que debemos tener claro. Reunificar varias deudas en una o llegar a acuerdos con los prestamistas, son unos de los pasos que podemos realizar.

¿En qué consiste la labor de una reparadora de créditos?

No todos los usuarios tienen conocimientos financieros para poder llevar una negociación de deudas con las financieras. Cuando ocurren dichas situaciones, siempre podemos pedir ayuda a profesionales, y es donde entran en juego las reparadoras de crédito.

Las reparadoras de crédito, son empresas especializadas en llevar una negociación como nuestros representantes con los prestamistas. Son un grupo de personas especializadas en el mundo de las finanzas, que representarán nuestros intereses delante de las financieras y podrán negociar descuentos o aplazamientos, según las exigencias del prestamista.

Algo muy importante que debemos saber, es que las reparadoras de créditos no están supervisadas por ningún tipo de regulación financiera. Son entidades privadas que pueden representar nuestros intereses, pero no son abogados ni ningún tipo de figura legal.

Las reparadoras de crédito, pueden llegar a ser muy ventajosas. Ofrecen un buen asesoramiento legal y financiero, se ocupan de los despachos de cobranza, de tal manera que ya no nos pueden molestar. Pueden llegar a acuerdos muy ventajosos con los prestamistas, como por ejemplo realizar un nuevo plan de pagos o un descuento de hasta un 50% de la deuda que tenemos. Suelen cobrar una cuota fija por el trámite de negociación, pero hay algunas empresas que cobran un porcentaje sobre el monto reducido del prestamista.

Pero no todo son ventajas, al tener un problema con los pagos de nuestros préstamos, nuestro historial crediticio se verá afectado de una manera muy negativa y nuestro nombre aparece con puntuación negativa en el Buró de crédito. Aunque los reparadores de créditos lleguen a algún acuerdo con nuestro prestamista, el incumplimiento quedara reflejado y según los montos que hayan sido y los días de incumplimiento, será muy complicado de mejorar nuestra historia crediticia.

 

Sigue leyendo noticias de interés con el siguiente artículo sobre Cómo controlar los gastos imprevistos en casa 

Me gusta

85

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más