Pedir una subida de sueldo en México en 4 pasos

08 Julio 2021

Si planeas mantener tu trabajo actual, pero ganar más de lo que ganas ahora, entonces solo hay una solución: pedir un aumento de salario. Tarde o temprano, cada especialista tiene derecho a un aumento. Por un lado, con el tiempo, los empleados adquieren experiencia y mejoran su nivel profesional. Por un lado, la inflación contribuye al aumento de precios, y para cubrir las mismas necesidades y no tomar nuevos préstamos a plazos para gastos cotidianos, la gente necesita una cantidad de dinero más grande.

The Wall Street Journal, un periódico de negocios estadounidense, informa que, según PayScale, el 70% de las personas que pidieron un aumento salarial en 2018 lo consiguieron. Al mismo tiempo, el 40% recibió la cantidad requerida y el 31%, un poco menos de lo que les gustaría. La principal razón de la respuesta negativa fue el presupuesto limitado, sin embargo, muchos encuestados tienden a no creer en las palabras de sus jefes. En total, se entrevistó a más de 160 mil personas.

La clave para conseguir el aumento es preparar y planificar cuidadosamente tu discurso antes de reunirte con el empleador. Debes convencer a tus jefes de que su contribución al desarrollo de la empresa es, en muchos sentidos, más alta que su salario actual. Debes hacer que tu trabajo sea lo más valioso posible para el jefe.

También es importante examinar el nivel salarial de tu cargo en otras empresas de tu región. Toma nota de todos estos factores, sigue los pasos a continuación y podrás conseguir un aumento de sueldo.

Paso 1: investigar el mercado laboral y la política salarial de la empresa

Determina la cantidad que puedes reclamar.

  • Familiarízate con las prácticas de remuneración de tu organización. Por ejemplo, si un empleador tiene la tradición de aumentar los salarios una vez al año después de cerrar con éxito proyectos o presentar informes importantes en el invierno, es poco probable que recibas un aumento en otro momento. Si la empresa aumenta inesperadamente los salarios, es más probable que tengas éxito. Trata de escuchar atentamente lo que tu jefe tiene que decir sobre las oportunidades de crecimiento salarial.
  • Estudia los salarios promedios para tu puesto en tu ciudad o región. Hoy en día, no hay nada más fácil que obtener dicha información. Utiliza las principales páginas web que muestran los anuncios del trabajo en todo el país y en el extranjero. Lo principal es averiguar si actualmente estás recibiendo una cantidad que ya supera la tarifa máxima del mercado.
  • Vuelva a leer las políticas de la empresa, los contratos de trabajo o los estatutos. En los documentos oficiales, puedes encontrar instrucciones sobre el cálculo de salario. Si existen tales reglas, es mejor saberlas de memoria antes de pedir un aumento de sueldo.
  • Conéctate con personas en puestos similares en otras empresas. Primero, te ayudará a confirmar la tasa promedia del mercado y, en segundo lugar, a entender el nivel de competitividad. Para buscar, utiliza redes sociales, foros profesionales, comunidades o canales especializados. Además, simplemente puedes buscar colegas a través de los conocidos.

Paso 2: preparar una autopresentación para la reunión

Una vez completada la encuesta salarial, debes pensar en cómo presentar la solicitud de aumento salarial. Si descubres que se puede aumentar tu salario actual, concéntrate en por qué mereces un aumento. Comunicale a tu jefe el asunto de la reunión con anticipación para no tomarlo con la guardia baja ni irritarlo.

Programa la reunión para la hora específica, para que tu jefe tenga tiempo y ganas de escucharte. Si el aumento fue rechazado inmediatamente o durante la conversación, pregunta directamente qué puedes hacer para obtener el mayor aumento de salario posible en el futuro.

Antes de la conversación con tu jefe, resuelva las siguientes preguntas:

  1. Lista de metas que ha logrado. Identifica cómo tus logros han ayudado a la organización y habla sobre ello. Brinda aquellos éxitos que van más allá de tus responsabilidades, es decir, muestra tu iniciativa. Habla sobre todo sobre lo que no está documentado: el aumento de la productividad, de la calidad o la velocidad del servicio al cliente, etc.
  2. Crea una lista de responsabilidades adicionales que normalmente asumas o estás dispuesto a asumir en caso de un aumento de sueldo. La ampliación del área de responsabilidad servirá como base importante para el aumento de sueldo. Por lo tanto, cuando hablas con su jefe, menciona proyectos especiales en los que puedas participar. Está dispuesto a gestionar el trabajo en equipo.
  3. Calcula la cantidad exacta de salario deseada. Establece el margen mínimo que te parezca justo. Pero empiece con la cantidad máxima (puede que tengas que negociar). Recuerda que el aumento tiene que ser razonable y merecido.

Paso 3: desarrollar una estrategia de comportamiento

Las negociaciones exitosas se basan en una discusión de méritos y logros profesionales, en lugar de historias sobre la necesidad de dinero en tu vida. Recuerda que el empleador, por supuesto, se ocupa de ti, pero proporcionarte una cantidad de dinero adicional a tu pedido no es su responsabilidad. El jefe no está muy interesado en saber que necesitas pagar créditos en línea o las matrículas de tus hijos. Sería más correcto hablar de tu papel en los últimos proyectos exitosos.

  • Sé directo al hablar con los superiores. Dí que estás solicitando una promoción basada en contribuciones personales al éxito de la empresa y responsabilidades adicionales. Mantén los documentos necesarios a mano y el razonamiento lógico en tu cabeza.
  • Dile a tu jefe qué salario te parece justo. Está preparado para presentar tu investigación sobre el mercado laboral, incluida la demanda de los especialistas de tu profesión en la industria y la dinámica de los cambios en los salarios.
  • Si tu jefe dice que no puede ascenderte en este momento, pregúntale qué puedes hacer para poder lograrlo en el futuro. Recuerda, existe una diferencia entre un empleado que simplemente hace el trabajo como se esperaba, y un trabajador excelente que realmente demuestra una alta productividad y actividad. Por lo general, los últimos reciben aumentos.
  • Cuando tengas una invitación para cooperar con otra empresa, utiliza este argumento con cuidado para no arruinar la conversación. Si tu jefe se entera de que estás buscando un nuevo trabajo, dejará de pensar en tu formación y desarrollo profesional.
  • Recuerda que amenazar con renunciar es contraproducente y muy poco profesional. El empleador puede aceptar tu renuncia. En lugar de tales provocaciones, comienza a buscar con calma y abiertamente un nuevo puesto si decides que la única opción para crecer es cambiar de empleador.

Paso 4: reconoce tu miedo y evítalo

Incluso si estás bien preparado, hablar sobre aumentos salariales no es fácil. Pedir un aumento de sueldo da miedo, especialmente si no has ensayado la conversación. Recuerda que solo hay una buena posibilidad. No pierdas la oportunidad y tómate el tiempo para programar una reunión de este tipo. Ten en cuenta que si te rechazan, es poco probable que el jefe quiera volver a plantear el tema en el corto plazo.

Piensa en todas tus experiencias de negociación exitosas y respalda tu confianza con ejemplos del mundo real. La cuestión de recibir el aumento de salario comienza con convencerte a tí mismo de que eres digno de esto y puedes declarar tu propio valor. Si eres una persona productiva, ¿por qué no concertar una cita con tu jefe ahora mismo y recordárselo?

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más