¿Qué son los gastos hormiga?

19 Agosto 2020

¿Sabías que alrededor del 10% de tus ingresos se pierde en pequeños gastos que podrías evitar? Son los llamados gastos hormiga: insignificantes en apariencia, pero capaces de devorar todo lo que encuentren en su camino cuando se unen.

Si no planificas tus finanzas domésticas con cuidado, lo más probable es que estos dispendios cotidianos acaben poco a poco con tus ahorros.

¿No te lo crees?

Solo tienes que pensar en esas veces en que te das cuenta de lo mucho que has gastado en los últimos días, pero no recuerdas haber hecho ninguna compra importante.

Sin duda, es una señal inequívoca de que tú también estás siendo víctima de los gastos hormiga.

En este artículo te contamos cuáles son los más comunes y cómo puedes evitarlos.

Definición y características de los gastos hormiga

A los gastos hormigas se les conoce así porque, al igual que estos insectos, son muy pequeños.

Y por eso no se les tiene en cuenta.

Al ser montos sin importancia, simplemente sacas la tarjeta de crédito y los pagas sin pensártelo dos veces.

Pero a la larga, estos diminutos gastos pueden suponer una cantidad considerable.

Algunas de sus características más reconocibles son:

  • Se repiten a menudo, a veces incluso a diario.
  • Responden a caprichos o impulsos, sin pararnos a pensar en ellos.
  • No se reflejan en el presupuesto doméstico.
  • La mayoría se puede evitar o al menos reducir.
  • Al sumarlos, obtenemos una cantidad considerable que podríamos dedicar a cosas más importantes.

Así que, si no sabes si un desembolso se puede considerar un gasto hormiga, piensa en estas reglas. Si cumple al menos dos, ¡estás ante uno de ellos!

Ejemplos de gastos hormiga más comunes

Seguro que con esta explicación ya se te han venido a la cabeza muchos gastos hormiga que tú también tienes.

Pero si todavía tienes dudas, aquí te ofrecemos algunos ejemplos de manual:

  • Snacks, cafés, chicles, refrescos...
  • Cigarrillos.
  • Comidas fuera de casa.
  • Tragos con los amigos o al salir del trabajo.
  • Gasolina o billetes de transporte para trayectos que podrías hacer a pie.
  • Antojos que añades al carro en el supermercado aunque no estén en la lista de la compra.

Cómo evitar los gastos hormiga

¿Te has visto reflejado en estos gastos?

Pues no te preocupes, porque estás a tiempo de evitarlos.

Solo tienes que seguir estos sencillos consejos:

  • Identifica los gastos innecesarios: dedica una semana a tomar conciencia de todos esos micropagos a los que antes no prestabas atención. Piensa en cuáles puedes eliminar sin que tu vida diaria se vea afectada.
  • Planifica tu presupuesto mensual: es vital que conozcas bien tus finanzas. Teniendo en cuenta lo que ganas al mes, anota los gastos fijos de tu hogar y lo que puedes gastar en otros conceptos no tan necesarios.
  • Márcate un objetivo de ahorro: si piensas en lo que puedes comprar con lo que ahorres, te sentirás más motivado. ¿Qué tal unas vacaciones con la familia a final de año? ¿Y un celular nuevo? ¡Puedes conseguirlos sin tener que recurrir a una de las mejores casas de crédito!

Dedica un pequeño porcentaje a los caprichos: no tienes que eliminar por completo los gastos superfluos. A todos nos gusta darnos un placer de vez en cuando, y la vida sin ellos sería más aburrida. Eso sí, reserva un monto reducido y trata de no sobrepasarlo.

 

¿Interesante, cierto? Sigue leyendo con Cuidado con los engaños telefónicos

Me gusta

100

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más